Página de inicio
Un recorrido por la escuela
Crónicas del aula
Comuníquese
Mapa del sitio
 
         
 

 

En nuestros registros encontramos este documento invalorable. El 18 de octubre de 1964 se publicaba en un diario zonal la inauguración del colegio. Si desea ver la imagen ampliada haga click aquí.

 

Nuestros comienzos se remontan al año 1965, cuando un grupo de jóvenes recién egresados de maestros pusieron su entusiasmo y vocación al servicio de una idea: la educación debía abandonar sus rígidos moldes enciclopedistas, donde los alumnos eran sólo pasivos receptores de la enseñanza brindada por el maestro, único poseedor del saber.

Y esta idea sólo sería practicable en una estructura que la contuviera en su totalidad, es decir un instituto educativo.
Fue así que nació en aquel entonces la Escuela Almafuerte.

Fuimos los primeros en la zona en hacer de cada niño un protagonista del proceso de enseñanza-aprendizaje, vivido en una nutriente conjunción del saber docente con la creatividad, espontaneidad, apertura y saberes de los alumnos.

De esta forma y paso a paso, fuimos construyendo una educación para la vida que nos llevó a una interacción de propuestas que abarcaban acciones como el descubrimiento ingenuo de un proceso biológico, expresiones artísticas, lúdicas y literarias o también la investigación curiosa conducente a aprender procesos científicos aún desde los más chiquitos.

Sí, nuestra historia nos define y nos afirma.

A pocos años de nuestro comienzo en 1969, fuimos distinguidos por la Dirección de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires como colegio modelo para la experiencia piloto de las Escuela Intermedia.

En 1984 pudimos concretar el proyecto largamente solicitado por los padres: la fundación del Instituto de Enseñanza Secundaria Almafuerte. Un paso a un gran crecimiento que pronto se transformó en una rica propuesta desde lo cultural y comunitario.

Y en 1993, incorporamos el Departamento de Inglés a nuestro proyecto Institucional y desde entonces estamos instrumentando el proyecto de bilingüidad.

Estamos siempre en la búsqueda de todo aquello que sirva para enriquecer y ampliar el pensamiento y el espíritu de nuestros alumnos. Aceptando ir un paso adelante, abriendo nuevas rutas en el camino del enseñar, del aprender, del ser.

Educamos para la vida, con alma y fuerza!